Muchos adictos al sexo pueden referir experiencias de abuso sexual en su infancia.  El abuso sexual puede tomar muchas formas, desde exposiciones a desnudez adulta excesiva (ver a los padres o hermanos mayores desnudos) o exposición a actos sexuales (ver a los padres teniendo relaciones sexuales genitales o tener acceso a pornografía, etc.) hasta seducciones por parte de adultos o penetraciones forzadas.

Este es un tema difícil de enfrentar en un inicio para todos los sobrevivientes de abuso, pero bien vale la pena hacerlo y, aunque parezca mentira, más personas de las que se registran en las estadísticas son sobrevivientes de este tipo de abuso y esto es independiente de su orientación sexual actual.

El papel que juegan estas experiencias de la infancia en la producción de una adicción sexual en la adolescencia y la adultez es muy importante, así que, si eres o has sido víctima de abuso sexual, busca ayuda terapéutica para abordar el tema y explorar, en la seguridad de la terapia, cómo estas experiencias han afectado quien eres hoy en día.  Incluso si no has desarrollado una adicción sexual o de algún otro tipo, revisar los temas de abuso infantil es más importante de lo que crees.

Un abrazo y que estén bien.

Álvaro Gómez Prado

Más Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.